Seis detenidos por presuntos delitos contra la seguridad vial tras dar positivo en las pruebas de alcoholemia

Un total de siete personas han sido detenidas por la Policía Local a lo largo del pasado fin de semana tras dar positivo en las correspondientes pruebas de detección alcohólica.

La primera de estas actuaciones se produjo en la noche del viernes 17 de septiembre, cuando agentes de la Policía Local se encontraban patrullando por la calle Bailén, en dirección hacia la rotonda de Santo Cristo y observaron que en sentido contrario circulaba un ciclomotor cuya acompañante no llevaba el casco obligatorio de seguridad. El conductor fue reconocido ya que había sido denunciado anteriormente al carecer de permiso de conducción. Se comprobó que seguía sin el correspondiente permiso, por lo que fue detenido como responsable de un presunto delito contra la seguridad vial. Se trataba de A.P.A., de 18 años y con domicilio en Chiclana.

Esa misma noche se produjo un accidente de tráfico en la calle Paciano del Barco. Uno de los implicados presentaba claros síntomas de encontrarse bajo los efectos de bebidas alcohólicas. Al dar positivo en las correspondientes pruebas de detección alcohólica, la Policía Local lo detuvo como responsable de un presunto delito contra la seguridad vial. Se trataba de M.R.B., de 41 años y domiciliado en San Fernando.

Por su parte, durante la madrugada de los días 17 y 18, cuando agentes de la Policía Local realizaban patrulla de vigilancia por la Alameda Solano, observaron un vehículo que circulaba de forma anómala, realizando zig-zag e invadiendo el carril contrario. Tras indicarle que se parara, observaron en el conductor claros síntomas de encontrarse bajo los efectos de bebidas alcohólicas, tales como fuerte olor a alcohol y pequeños desequilibrios en el momento de bajarse del vehículo. Al dar positivo en las correspondientes pruebas de detección alcohólica, fue detenido como responsable de un presunto delito contra la seguridad vial. Se trataba de O.S.P., de 38 años, de nacionalidad venezolana y con domicilio accidental en San Fernando.

En la mañana del sábado 18, cuando agentes de la Policía Local realizaban servicio de vigilancia en moto por la barriada de La Pedrera, observaron un ciclomotor, cuya conductora no llevaba el casco de protección homologado. Los agentes procedieron a ir tras ella, colocando las señales ópticas del vehículo y ordenando a la conductora del ciclomotor que detuviese el mismo. Manifestó no tener permiso de conducir y que el ciclomotor carecía de seguro obligatorio. Fue detenida como responsable de un presunto delito contra la seguridad vial. Se trataba de R.M.N., de 31 años y domiciliada en esta localidad.

Ese mismo día por la tarde, cuando agentes de la Policía Local se encontraban en la rotonda de entrada a carretera de Sancti Petri, junto al vehículo oficial, observaron que el acompañante del asiento delantero de un turismo, cuando pasa a su altura empieza a vociferar agitando a la vez los brazos, sacando medio cuerpo por la ventanilla. Asimismo el conductor también realiza gestos sacando el brazo izquierdo por la ventanilla, todo ello dirigido hacia los policías. Ante tal actitud, deciden interceptar al vehículo, colocándose detrás del mismo y haciendo uso de las señales luminosas de emergencias, deteniéndose a la altura de la Avenida Cerromolino. Al contactar con el conductor, se le aprecian claros síntomas de encontrarse bajo los efectos de las bebidas alcohólicas tales como fuerte olor a alcohol y ojos enrojecidos. Al dar positivo en las correspondientes pruebas de detección alcohólica, fue detenido como responsable de un presunto delito contra la seguridad vial. Se trataba de R.P.S., de 33 años y con domicilio en Villa del Río, provincia de Córdoba.

En la tarde del día 19 se recibió, en la Jefatura de la Policía Local, una llamada manifestando que en la barriada Carabina discutían un hombre y una mujer, al parecer por un incidente de tráfico. Personados los agentes, fueron informados de que el hombre se había marchado del lugar. Interceptaron el vehículo en Avenida del Velódromo y procedieron a realizar al conductor las correspondientes pruebas de detección alcohólica. Al dar resultado positivo, fue detenido como responsable de un presunto delito contra la seguridad vial. Se trataba de J.M.H., de 37 años y domiciliado en Chiclana.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies