El Grupo Minerva atiende a cuarenta mujeres maltratadas y detiene a ocho agresores en verano

Las detenciones por maltratos en el ámbito familiar se han duplicado con respecto al verano anterior. Se ha potenciado el trato psicológico con los agresores. Minerva prepara una campaña de concienciación con Asociaciones de Vecinos y Centros Educativos locales

El delegado de Seguridad, Agustín Díaz, junto a la delegada de Mujer, Ana Bertón, y a representantes del Grupo Minerva, Jesús Chaves y Blas Virués, ha expuesto en un rueda de prensa las actuaciones que está llevando a cabo dicho órgano de protección de género, especialmente en la finalizada época estival.

Así las cosas, los informes de actuación arrojan la atención y asesoramiento especializado a cuarenta mujeres, así como catorce entrevistas a agresores con el objetivo de fomentar la erradicación de esta lacra desde el punto de vista psicológico. Se han duplicado las detenciones por delitos de maltrato en el ámbito familiar, siendo ocho los acusados de esta acción frente a cuatro en el verano de 2010. En este sentido, los miembros de la Policía Local integrantes de Minerva han mostrado su satisfacción "por el trabajo realizado" y reseñan que "seguiremos ejerciendo nuestras funciones con el principal objetivo de luchar contra la violencia de género en nuestra ciudad, que ha sufrido un repunte preocupante", ha explicado Chaves.

El Grupo Minerva de la Policía Local ha anunciado que está desarrollando en la actualidad una campaña de prevención sobre violencia de género, que pretende ser un ámbito más de actuación de este grupo para prevenir y luchar contra la violencia hacia la mujer. En principio, está dirigida a todas las Asociaciones de vecinos y Centros Educativos que lo soliciten, "siempre que puedan ser compatibilizadas con las principales funciones propias del órgano, que es la de informar sobre los distintos recursos existentes en la localidad para las personas que sufran este tipo de violencia".

Por su parte, Virués ha señalado que "entendemos como prevención no sólo evitar que florezcan casos de violencia de género, sino también evitar que éstos pasen a mayores. Nos encontramos en muchas ocasiones con parejas cuya relación violenta aún no es física pero existen indicios de que en un futuro próximo sea así, por lo que nosotros no esperamos a actuar cuando esto se produzca, sino que intervenimos, negociamos y actuamos como intermediarios para cortar de raíz el conato violento", añadiendo, además, que "no existe un perfil genérico de mujer maltratada en Chiclana. Estamos tratando con mujeres de todas las clases sociales, estudios o puesto de trabajo".

También es objetivo de dicha campaña cubrir una demanda que desde algún tiempo y de forma particular ha solicitado al propio grupo algunos Centros y que de forma desinteresada se ha realizado por los agentes con el visto bueno de la Jefatura de esta Policía por lo que, de esta forma, se centraliza y esquematiza esta función de formación social.

El Grupo Minerva comenzó su andadura en 2007, cuando el Ayuntamiento de Chiclana, a través del Ministerio de Interior y la Federación Española de Municipios y Provincias (FAMP) se adhirió, al "Protocolo de Colaboración y Coordinación entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y los Cuerpos de Policía Local para la protección de las víctimas de violencia doméstica y de género". De esta forma, se les dotó de fuerza y legitimidad para encargarse, con carácter general, de la protección de las víctimas de malos tratos en colaboración con las medidas de seguridad de carácter judicial. Desde entonces han ayudado a más de 270 mujeres víctimas de violencia de género.

Así, una vez recepcionado un expediente judicial por infracción penal correspondiente a maltrato en el ámbito familiar, "entramos en acción realizando entrevistas a las personas implicadas del citado caso, tras lo que se establece un plan personalizado de seguridad y, posteriormente, ponemos en marcha un seguimiento de protección de dichas víctimas finalizando el mismo con carácter general cuando se produzca el cese de las medidas judiciales o caduquen su vigencia".

Destacan los agentes el avance de los casos resueltos a través de seguimientos e intervenciones preventivas, que son actuaciones realizadas como respuesta a conflictos entre parejas o ex parejas que pueden desembocar en posibles situaciones de violencia de género. Dicha prevención puede iniciarse bien cuando las partes implicadas solicitan el asesoramiento y recursos de Minerva, o bien cuando se tiene conocimiento por terceras personas de situaciones familiares que comienzan a ser conflictivas. En este sentido, Chaves ha destacado la "gran labor que se realiza desde la Delegación Municipal de la Mujer, que nos mantiene al corriente de otros casos de violencia de género y nos permite desarrollar de manera óptima nuestra labor".

Esta colaboración con la Delegación Municipal de la Mujer se completa con un trabajo conjunto con las técnicas en forma de reuniones periódicas, donde se trabaja cada caso de una forma personalizada en lo referente a los aspectos psicológico, jurídico, policial y social.

Por su parte, el edil de Seguridad ha anunciado que "actualmente, estamos realizando las gestiones pertinentes para que la Subdelegación del Gobierno en Cádiz permita a los efectivos de este grupo realizar las labores de seguimiento vestidos de paisano, evitando así que tanto usuarias como sus familias correspondientes se sientan revictimizadas o estigmatizadas. Esta es una petición demandada por las propias mujeres afectadas, quienes consideran que éste aspecto es una de las cuestiones más necesarias y que más echan en falta así como otras cuestiones tendentes a mejorar la eficacia en el trabajo del propio Grupo y por extensión hacia las usuarias".

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies