La línea de crédito ICO solicitada por el Ayuntamiento pagará entorno a 1.500 facturas y beneficiará a unas 300 pymes y autónomos

Esta financiación supone una inyección de tres millones de euros que permitirá reducir el plazo de pago a proveedores en seis meses. Hita: "Vamos a poner orden, claridad y transparencia en unas cuentas públicas descontroladas cuya gestión ha estado caracterizada por el despilfarro". "Defenderemos a las pymes como agentes creadores de empleo"

La delegada de Hacienda, Ascensión Hita, ha informado en una rueda de prensa los avances del expediente de la línea de crédito ICO solicitada desde el Ayuntamiento de Chiclana.

Esta financiación ha sido aprobada con el único fin de solventar el pago a múltiples proveedores, en su mayoría pymes y autónomos. "El objetivo es pagar y reducir la deuda municipal. Esa es la línea en la que estamos trabajando y esta inyección de liquidez va a beneficiar, como mínimo, a 300 pymes y autónomos con el pago de 1.500 facturas", ha declarado la edil de Hacienda.

Se han establecido dos tipos de facturas atendiendo a su naturaleza. Por una parte, se ha establecido un orden de facturas y proveedores atendiendo a la antigüedad de las mismas para satisfacer la deuda de aquellas personas que más tiempo llevan esperando. Por otro lado, se han evaluado aquellas operaciones pendientes de aplicar, es decir, aquellas facturas que han sido emitidas sin consignación presupuestaria.

En este sentido, Hita ha mostrado su satisfacción por poder solventar la deuda pendiente con 300 pymes y autónomos, en su gran mayoría de origen local. "Somos conscientes de que una empresa no puede estar esperando casi un año y medio para cobrar por parte del Ayuntamiento porque las ahogas económicamente. Por eso, defendemos el pago a estos proveedores como medio de mantenimiento de los miles de puestos de empleo que se encontrarían en peligro si mantuviéramos una demora tan elevada en el pago de las facturas. Esta noticia es, sin duda, un alivio para las pequeñas empresas, autónomos y trabajadores".

Se ha referido a esta medida como un "ejercicio de responsabilidad y prevención para evitar que a Chiclana le pueda ocurrir lo mismo que a otras instituciones públicas cercanas, cuya situación ha llegado al colapso financiero. Se trata de medidas que, si se toman hoy, alivian el futuro económico de la ciudad".

Esta reducción de facturas impagadas supondrá un espaldarazo definitivo al plazo de pago que el Ayuntamiento tiene con los proveedores. "Actualmente, estamos pagando facturas de abril de 2010, es decir, un año y cuatro meses. Con el pago masivo de facturas que haremos, ese plazo se reducirá en seis meses, por lo que aumentamos la confianza y credibilidad del Ayuntamiento con respecto a las empresas locales que nos ofrecen sus servicios".

Además, cabe reseñar que la línea de crédito ICO no inyecta el dinero en las cuentas públicas, sino que lo hace directamente a las empresas y autónomos cuyas facturas están pendientes de pago, por lo que los acreedores cobrarán de manera instantánea.

Hita ha afirmado que "debemos tener en cuenta que la reducción del plazo de pago no sólo beneficia a las pymes locales, también beneficia al Ayuntamiento debido a que, en la actualidad, nos estamos viendo obligados a pagar unos altísimos intereses de demora que encarecen todas las facturas pendientes", añadiendo que "desde el equipo de gobierno estamos trabajando para poner orden, claridad y transparencia a unas cuentas públicas totalmente descontroladas cuya gestión ha estado caracterizada por el despilfarro".

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies