La comunidad británica en Chiclana honra a las víctimas de la I Guerra Mundial

La comunidad británica residente en nuestra ciudad ha efectuado hoy su tradicional acto de recuerdo a las víctimas del ejército de este país durante la primera guerra mundial. El acto tuvo lugar en la Loma del Puerco, y contó con la presencia, del delegado de Cultura, José Lechuga.

Como es habitual cada 11 de noviembre, fecha en la que terminó, en 1918, este primer conflicto bélico de carácter global, los residentes británicos lucieron en sus ropas una amapola de papel. Esta insignia sirve para honrar a las víctimas, y, al mismo tiempo, recaudar fondos para los veteranos de guerra.

Según algunos historiadores, fue idea del entonces rey Jorge V, y la tradición exige en los países de la Commonwealth que a las 11 horas del día 11 de noviembre se respeten dos minutos de silencio. Ya unas semanas antes, comienzan a verse prendidas en la ropa y simbolizan la sangre derramada en algunos de los más cruentos campos de batalla.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies