Dos detenidos en Chiclana por un delito de violencia en la ámbito familiar

Además, una mujer fue detenida por perseguir y golpear a un joven en la vía pública, así como otros dos fueron detenidos por un robo con fuerza en un comercio de la localidad

A primeras horas de la tarde del pasado viernes, 20 de abril se recibió en la Jefatura de la Policía Local una llamada telefónica de un vecino comunicando que se estaba produciendo una reyerta familiar. Personados los agentes en el lugar indicado, comprobaron que un joven se encontraba en un estado de gran nerviosismo y agresividad, gritando a sus padres en tono amenazante.

Su madre manifestó que su hijo se encontraba en tratamiento psicológico y que llevaba dos días muy nervioso y agresivo, llegando incluso a amenazarla con meter fuego a su vivienda y a la de sus familiares. El padre manifestó a los comparecientes que en el día de ayer, su hijo llegó a agredir a su esposa (madre del detenido) golpeándola, aunque sin causarle lesiones. Asimismo expuso su deseo de presentar denuncia contra su hijo por lo sucedido.

En vista del estado de nerviosismo del detenido, los agentes procedieron a solicitar asistencia médica del servicio de urgencias 061 para su valoración. Una vez atendido por el personal facultativo procedieron junto con la Guardia Civil a su detención, como responsable de un presunto delito de lesiones y amenazas en el ámbito familiar, teniendo que ser reducido a la fuerza y esposado, debido a su fuerte estado de agresividad, y trasladado en vehículo policial al Cuartel. Se trataba de F.S.P., de 33 años y con domicilio en Chiclana.

Por la noche, cuando los agentes de la Policía Local se encontraban de patrulla por la plaza Santo Cristo, observaron a una mujer que corría tras un hombre con la intención de pegarle, al tiempo que le insultaba y le amenazaba con matarle. Rápidamente, los agentes bajaron del vehículo policial para intentar calmar a la mujer. En ese momento ella perdió el equilibrio y cayó al suelo, golpeándose fuertemente en la cabeza. Los policías requirieron una ambulancia, en cuyo interior la mujer insultó a los facultativos y se salió de la misma. También insultó a los agentes e intentó agredirlos, teniendo que reducirla a la fuerza, ya que era imposible calmarla. Fue detenida como autora de un presunto delito de atentado a agentes de la autoridad. El hombre tras el que corría manifestó que es su pareja y presenta una herida por mordedura en la cara, pero manifiesta que no quiere presentar denuncia. Ella presentaba síntomas de haber ingerido bebidas alcohólicas. Se trataba de M.S.R., de 49 años y domiciliada en Chiclana.

Durante la noche del sábado, 21 de abril, se recibió una llamada en la Jefatura de la Policía Local de una mujer que solicitaba ayuda, ya que su marido se encontraba en la vivienda y temía por su integridad. A la llegada de los agentes, ella esperaba en la puerta en un estado de nerviosismo y agitación muy grande, manifestando que su marido acababa de marcharse, tras registrar la vivienda y llevarse diversa documentación y dinero. Tuvo que ser atendida por los facultativos del 061. Varias horas después, se volvió a recibir una llamada telefónica de la misma mujer, en el mismo estado de excitación, manifestando que su marido se encontraba dentro de la vivienda. Los agentes se personaron de nuevo en el domicilio y detuvieron a A.B.R., de 56 años, como responsable de un presunto delito de violencia en el ámbito familiar.

En la tarde del día 22 se recibió aviso en la Jefatura de la Policía Local de un vecino manifestando que, al entrar en su apartamento, encontró a un hombre en su interior, cuya descripción facilitó, que salió corriendo al percatarse de su presencia. Los agentes realizaron un servicio de vigilancia por la zona y observaron a un individuo que coincidía con la descripción facilitada. Fue detenido como responsable de un presunto delito de robo. Se trataba de J.L.A., de 36 años y domiciliado en Chiclana.

Ese mismo día, por la noche, se recibió una llamada telefónica en la Jefatura de la Policía Local de un vecino manifestando que se estaba produciendo un robo en un establecimiento de la calle Ancha y que había visto salir corriendo del mismo a dos individuos, uno a pie y otro en moto.

Personados los agentes en el lugar, observaron por las inmediaciones un ciclomotor con un casco sobre el sillón y a un menor escondido detrás de un vehículo estacionado que, ante la cercanía de la presencia policial, emprende una huida, pero pudo ser detenido por uno de los agentes. Otro individuo se encontraba en la penumbra escondido pegado a una pared y con el cajón de una máquina registradora. Ambos fueron detenidos como responsables de un presunto delito de robo con fuerza.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies