El equipo de gobierno eleva a Pleno la Ordenanza reguladora del uso y fomento del lenguaje no sexista

jueves, 31 de mayo de 2012 09:16
Categoría: Prensa

Por: prensa

El equipo de gobierno de la Corporación Municipal de Chiclana de la Frontera presentará al Pleno una Ordenanza Reguladora del uso y fomento del lenguaje no sexista, elaborada a través de su Delegación de la Mujer, cuyo objeto es

dar un paso adelante en las políticas lingüísticas reconociendo el significativo papel que desempeñan como refuerzo, impulso y consolidación en el marco de las políticas de igualdad.

 De este modo, “se pretende acompasar los cambios sociales con los cambios lingüísticos, y lograr, gracias al carácter preformativo del lenguaje, que éste se convierta en el cauce sobre el que sedimentar y legitimar la presencia de las mujeres en los espacios del poder y de la autoridad”, según la delegada de Mujer.

En este sentido, Ana Bertón Belizón ha añadido “el lenguaje es la expresión del pensamiento y un elemento fundamental en la comunicación entre los seres humanos. Teniendo en cuenta que todo lo que no se dice, no existe, se hace imprescindible regular de alguna manera la utilización del lenguaje de una forma no sexista, que visibilice a toda la sociedad, hombres y mujeres, en condiciones de igualdad”.

Así mismo, la edil de Mujer ha incidido en que “hasta ahora, el uso consolidado del sexismo lingüístico ha hecho que utilicemos un lenguaje basado en el androcentrismo, que considera la figura masculina como genérica aplicable también al sexo femenino. Actualmente este uso del lenguaje nos revela que no es el más adecuado,haciéndose necesario sensibilizar sobre el desarraigo de esta forma de comunicarnos, propiciando la utilización de un lenguaje no sexista, que nos identifique a todas las personas”.

A pesar de que la legislación reconoce la igualdad entre hombres y mujeres y destierra todo tipo de discriminación  por razón de sexo, desgraciadamente, en la actualidad, esta igualdad no es real, quedando en clara desventaja la mujer, con respecto al hombre. Un ejemplo de ello es nuestra comunicación verbal y escrita, que invisibiliza a la mujer a través del lenguaje, de igual forma, cuando se representa mediante imágenes, en ocasiones, se suele dar un mensaje sexista y discriminatorio de ella.

En base a todo ello, y teniendo en cuenta que el lenguaje es vivo y como tal, evoluciona con el paso del tiempo, el equipo de gobierno de la corporación entiende que se debe adaptar a las demandas legales y sociales, entorno a una igualdad real entre sexos, ya que , por sí sólo el lenguaje no es sexista, somos las personas quienes le damos un uso sexista, en vez de utilizar convenientemente el masculino y femenino, así como, genéricos y neutros.

En definitiva, esta Ordenanza nace con la intención de propiciar un uso del lenguaje libre de estereotipos sexistas en la Administración, tanto en sus relaciones internas como en sus relaciones con la ciudadanía, así como, la garantía de no mostrar una imagen sexista o discriminatoria de la mujer, con la intención de que no sólo sea un referente dentro del Ayuntamiento sino también para la ciudadanía.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies