Chiclana Natural redobla esfuerzos para evitar la pérdida de agua en las redes de abastecimiento

viernes, 08 de junio de 2012 09:12
Categoría: Prensa

Por: prensa

La Delegación Municipal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Chiclana de la Frontera, a través de la empresa municipal Chiclana Natural, ha informado que ha renovado la mitad de los equipos de detección de fugas que tienen como finalidad

evitar las pérdidas de agua por averías en la red de abastecimiento del municipio.

Así las cosas, la empresa municipal ha adquirido 50 nuevos detectores denominados Permalog que el área específica del Departamento del Agua utiliza para sus inspecciones. Veinticinco de estos nuevos equipos ya están siendo utilizados por los operarios para su uso, mientras que el resto estará en disposición de este departamento en los próximos días.

En este sentido, el delegado de Medio Ambiente, Nicolás Aragón, ha explicado que “el buen estado de funcionamiento de estos equipos es esencial para la reducción del número de fugas que se producen en la red. De hecho, desde el año 2002, en el que fueron puestos en marcha, se ha reducido la merma del 26,79% registrado aquel año hasta el 18,44% de 2011”.

Estos datos pueden contrastarse comparando el volumen de agua captada del Consorcio de Agua de Zona Gaditana, que en 2011 fue de 6.958.549 metros cúbicos, y el consumo facturado o controlado por Chiclana Natural se elevó a 5.675.609 metros cúbicos en el mismo periodo. En este sentido, la merma se redujo a 1.282.940 metros cúbicos.

En cuanto a la operativa de funcionamiento de los permalogs, desde el Departamento de Agua de Chiclana Natural se ha sectorizado el municipio en diferentes áreas sobre las que va rotándose la instalación de dichos equipos que operan como balizas. En esta línea, el edil de Medio Ambiente ha continuado explicando que “estas balizas son capaces de discriminar averías en función de los ruidos que se producen en las tuberías durante el periodo en el que son analizadas, habitualmente de noche”.

Con ello, es posible disponer de información inmediata sobre las posibles averías y su localización, transmitiendo esta información a un módulo receptor, el cual permite realizar comprobaciones oportunas de manera rápida y eficaz.

Por ello, el concejal de Medio Ambiente ha afirmado que “el objetivo último de esta medida es el de lograr una gestión de redes marcadas por la eficiencia, lo que redunda en la reducción del coste material y de empleo de personal, al tiempo que permitirá priorizar las zonas de mejora y renovación de redes de agua”.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies