Las playas chiclaneras superan las auditorías de la Q de Calidad Turística y de la ISO-14001

lunes, 09 de julio de 2012 09:47
Categoría: Prensa

Por: prensa

La Delegación Municipal de Playas del Ayuntamiento de Chiclana de la Frontera ha anunciado  que las playas de La Barrosa y Sancti Petri se han sometido en esta primera semana de julio a las auditorías de seguimiento para la

renovación de las certificaciones ISO 14001 y Q de Calidad Turística. Estos distintivos se suman a la Bandera Azul, recuperada en 2012 para La Barrosa, y la de Ecoplayas.

Al respecto, el edil de Playas, Nicolás Aragón, ha explicado que “un equipo de auditores ha verificado en los primeros días de esta semana los parámetros relativos a instalaciones, calidad de aguas y arena, servicios o gestión de residuos, entre otros aspectos”. En este sentido las playas, al igual que cualquier empresa o entidad, necesitan renovar sus certificaciones año tras año mediante la visita anual de estos observadores independientes. Alternativamente de manera anual se van realizando auditorías de recertificación -esta última se produjo en 2011- y de renovación, como la que acaba de realizarse. 

Por lo que respecta a la auditoría sobre Servicios y Gestión de Playas ISO 14001, cuyo ámbito incluye tanto a La Barrosa como a Sancti Petri, se trata de la undécima vez que estas playas de municipio ven renovada su certificación. Como muestra del grado de implicación municipal en el cumplimiento de las exigencias establecidas para su concesión destaca que el municipio fue una de las cinco primeras playas de España que logró este galardón.

La norma ISO 14001 supone para los ciudadanos la garantía de la integración sostenible de las playas en la gestión global de la Delegación de Medio Ambiente. Certifica que cumplen las exigencias ambientales sistematizando los aspectos relativos a las actividades que se desarrollan en ellas. Para ello se tienen en cuenta parámetros de protección ambiental, la prevención de la contaminación y el equilibrio con los aspectos socioeconómicos.

En cuanto a la Q de Calidad Turística, certificación que implica individualmente la calidad de cada una de las playas, 2012 será el quinto año en el que ondea la bandera en el municipio chiclanero y lo hace, de igual forma, tanto en La Barrosa como en Sancti Petri.

En esta línea se ha expresado Aragón, quien ha subrayado que “este distintivo que implica a no sólo a la administración, sino también a los profesionales que ejercen su actividad a pie de playa, es un reconocimiento a que la prestación de los diferentes servicios se ejerce bajo criterios de garantía de calidad, seguridad y profesionalidad. Todo ello para asegurar a los clientes la mejor experiencia turística posible”.

El resto de galardones que ostentan La Barrosa y Sancti Petri, Bandera Azul y Ecoplayas no son objeto de auditorías, sino que su concesión depende de la validación que los organismos responsables de su otorgación realicen de la documentación aportada por la Delegación Municipal de Medio Ambiente a través de la empresa municipal Chiclana Natural.

La concesión de la Bandera Azul obedece al cumplimiento de criterios que se agrupan en cuatro áreas: calidad de las aguas de baño, información y educación ambiental, gestión ambiental y seguridad, servicios e instalaciones. Por lo que respecta a la bandera Ecoplayas, su entrega se produce en un congreso anual que se celebra anualmente en una localidad costera; en 2012 tendrá lugar en Santander del 24 al 26 de octubre. Este galardón distingue a las playas por su excelencia en el diseño y el equipamiento. La valoración, en este caso, reconoce la ingeniería y la sostenibilidad de playas, y no los criterios turísticos.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies