Sidecu S.L. Gestionará la piscina municipal desde el 1 de agosto

viernes, 20 de julio de 2012 09:51
Categoría: Prensa

Por: prensa

El alcalde de Chiclana de la Frontera, Ernesto Marín, ha firmado  el contrato administrativo de concesión de la gestión del servicio público de la piscina cubierta municipal, que cuenta además con la futura ejecución de obras de ampliación de

la misma.

Una vez tramitado dicho proceso, solo falta que la empresa concesionaria y vencedora del concurso público, Sidecu S.L., comience a gestionar esta infraestructura deportiva de carácter público, gestión que se iniciará el 1 de agosto.

Esta empresa va a generar en Chiclana de la Frontera una inversión de 3.350.000 euros, creando cien puestos de trabajo y generando un ingreso anual de 60.000 euros, que la entidad abonará al Consistorio en concepto de cánon. Además, la entidad concesionaria se ha comprometido a realizar, durante el transcurso de la licitación, una serie de mejoras valoradas en 2.000.000 euros.

Junto a la gestión diaria, Sidecu S.L. presentará en un plazo máximo de dos meses el proyecto definitivo de ampliación de la piscina municipal y remodelación de varias zonas de la misma, intervenciones que serán realizadas por una empresa chiclanera. El proyecto también pasará por el pleno municipal y será, en su caso, aprobado antes de que comiencen las obras.

Se trata, además, de unas intervenciones de remodelación que ya tienen fecha de inicio, situadas a finales de 2012 si todo el proceso burocrático y administrativo discurre como debiera.

Al respecto, cabe destacar que esta intervención prevé dos fases. La primera consistirá en dicha ampliación, siendo la segunda la que contiene la remodelación integral de algunas áreas del complejo ya existentes.

En lo que se refiere a la citada remodelación de infraestructuras, las diferentes intervenciones que se llevarán a cabo, serán la ampliación de los vestuarios tanto femeninos como masculinos, así como la creación de un vestuario infantil y familiar; ampliación de la zona de control y vestíbulo principal, creación de una sala de fisioterapia y enfermería, establecimiento de un nuevo vaso de 150 metros cuadrados con tres calles que eliminará de manera instantánea la lista de espera de usuarios actual, cifrada en 1.200 personas; creación de una zona termal con spa y sauna, habilitación de dos salas para múltiples actividades y una para fitness; así como el establecimiento de un sótano de 500 metros cuadrados donde se ubicará toda la estructura de mantenimiento de la piscina municipal.

Existe, además, por parte de la entidad concesionaria, un compromiso en firme por apostar por la energía renovable, abaratando los costes mensuales que surgen como fruto de la utilización diaria de las instalaciones y apostando por la calidad medioambiental, respetuosa con el medio que nos rodea, de las instalaciones.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies