La eficacia del tratamiento contra el picudo rojo permite salvar todas las palmeras de titularidad pública

lunes, 30 de julio de 2012 09:58
Categoría: Prensa

Por: prensa

La eficacia de los tratamientos contra el picudo rojo a los que la empresa municipal Chiclana Natural viene sometiendo a las 405 palmeras canarias existentes en parcelas, parques y viarios de titularidad pública ha permitido mantener en buen estado

de salud a la totalidad de ejemplares.  Por desgracia, la devastadora plaga de Rhynchophorus ferrugineu, nombre científico que recibe este insecto, está realizando estragos en la mayoría de países de la costa mediterránea y también a escala local está manifestando sus efectos en Chiclana, donde se han visto afectadas también palmeras de titularidad privada.

El delegado municipal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Chiclana, Nicolás Aragón, ha defendido la necesidad de mantener el parque de ejemplares en el municipio. “A diferencia de otras poblaciones, donde varios consistorios han optado por la eliminación de los ejemplares afectados, desde Chiclana Natural se ha optado por emplear de manera racional y programada los medios a su alcance para evitar la desaparición de esta variedad de nuestras calles y plazas”. “Esta apuesta es sumamente necesaria, porque no actuar supondría la destrucción de una especie de gran tradición y valor ornamental en nuestro entorno, y que forma parte de nuestro acerbo patrimonial natural desde la presencia árabe en España hace más de mil años”, ha apostillado el concejal popular.  La afección de las primeras palmeras públicas, hoy recuperadas, llevó a Chiclana Natural, a través de Orto Parques y Jardines, a comenzar una nueva fase en los tratamientos contra el picudo rojo, aumentando su frecuencia por tres hasta llegar a realizar seis tratamientos por palmera y año. De la misma forma, se han intensificando las dosis de empleo de plaguicidas, el control operacional y las inspecciones sobre las palmeras.  Gracias a estas medidas se pudieron recuperar las cuatro palmeras de titularidad municipal que presentaron síntomas del ataque, ubicadas en La Florida, Caseta Municipal, Paciano del Barco y Ctra. Medina. Desde entonces no se han constatado nuevas pérdidas. Nicolás Aragón ha lamentado que las afecciones de la plaga continúen en zonas privadas de Chiclana.  “Muchos propietarios optan por no realizar tratamientos o éstos no se hacen bien desde el punto de vista técnico; así en dichas parcelas se viene registrando una disminución sensible del número de ejemplares”.  Por este motivo, “invitamos a los interesados a dirigirse al Departamento de Medio Ambiente Chiclana Natural para recibir información sobre como realizar los tratamientos de la manera más efectiva posible”,  ha aconsejado el edil.  Los tratamientos realizados se basan en la aplicación del insecticida Imidacloprid al 20% diluido en agua con una dosis de cinco centímetros cúbicos por litro y pulverizado sobre la zona de crecimiento o cogollo de la palmera, con una aplicación de hasta 25 litros por pie.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies