Diputación y los Ayuntamientos de Chiclana y Puerto Real colaborarán en las obras que paliarán las inundaciones en El Marquesado

viernes, 28 de septiembre de 2012 09:29
Categoría: Prensa

Por: prensa

La Diputación Provincial pretende iniciar la próxima semana una obra en la confluencia de la carretera del Marquesado (CA-3205) con el carril de Los Arquillos, concebida para paliar las inundaciones que se producen en esta zona, según se ha

acordado tras la reunión mentenida en la sede de esta instutución en Cádiz, por el delegado de Infraestructuras de Diputación, Eduardo Párraga, y los representantes municipales de Chiclana, Nicolás Aragón, primer teniente de alcalde, y Susana Moreno, delegada municipal de Vías y Obras, y Puerto Real representado por su concejal de Servicios Comunitarios, Fernando Boy, así como personal técnico de las tres administraciones implicadas.

En esta reunión también se han concretado los compromisos municipales. Así, el Ayuntamiento de Chiclana eliminará cualquier obstáculo en el carril de Los Arquillos que impida el flujo del agua, evitando así su acumulación, mientras que el Ayuntamiento de Puerto Real limpiará la denominada junta de tablas hacia donde se derivará el agua.

El trabajo en cuestión consistirá en la apertura de zanjas para canalizar las aguas pluviales y conducirlas hasta una antigua junta de tablas (canaletas existentes en algunas zonas rurales), que permitirá desaguar en un área sin residentes y sin afección al tráfico. Estas zanjas discurrirán, contra pendiente, en un tramo de 120 metros en la cuneta de la carretera CA-3205.

Para ello, Diputación invertirá 20.000 euros, de fondos propios, para la adquisición de material de obra y maquinaria, si bien los trabajos serán materializados por personal de su Brigada de Conservación y Mantenimiento de Carreteras.

Este encuentro ha sido el tercero de los mantenidos desde que las tres instituciones públicas decidieran resolver los problemas ocasionados al vecindario de este enclave cuando llega la época de lluvias. Los encuentros precedentes se celebraron a final de junio y primeros de julio.

En la reunión también se ha reconocido que la intervención que se abordará en los próximos días es una solución puntual, paliativa pero no definitiva. El remedio definitivo sólo se alcanzará cuando se ejecuten los servicios urbanos que requiere una zona donde se asientan viviendas que ocuparon cauces naturales. La implantación de estos sistemas de evacuación de aguas se contemplan, de hecho, en el plan de ordenación de Puerto Real.

Los representantes de las tres instituciones apelaron al espíritu constructivo que debe prevalecer en esta actuación, considerando que deben estar unidos para beneficiar a los vecinos de la zona. Diputación cumple además con un mandato de la Corporación provincial que aprobó, en Pleno, la búsqueda de soluciones a un problema que es “histórico” y que “nada tiene que ver con las obras de mejora que se realizaron por Diputación en la carretera de El Marquesado”, según ha indicado Eduardo Párraga. La carretera del Marquesado comunica los términos de Puerto Real y Chiclana, y el carril de Los Arquillos –perpendicular a la citada vía- sirve de límite entre estos municipios.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies