Cooperación Internacional concede 15.000 euros a Cáritas para paliar la hambruna en el Cuerno de África

jueves, 25 de octubre de 2012 08:44
Categoría: Prensa

Por: prensa

La Delegación Municipal de Cooperación Internacional ha concedido una subvención de urgencia por valor de 15.000 euros a Cáritas, a fin de contribuir desde nuestro municipio a combatir la situación excepcional de hambruna que tiene lugar en la zona

del Sahel, en el Cuerno de África.

Según ha afirmado la edil de este área municipal, María Eugenia Fernández, “Chiclana se ha destacado siempre por su actitud solidaria y esta medida demuestra que los esfuerzos no van a reducirse en este área, al igual que se viene haciendo con la población más necesitada de nuestra localidad”.

La concesión de esta ayuda se produce tras la reunión mantenida por la Comisión Especial de Ayuda de Emergencia, integrada por miembros de ongs y personal técnico de la Delegación de Cooperación Internacional, en la que se han estudiado las propuestas y demandas llegadas de ayudas urgentes para esta zona. En su decisión, se ha valorado el papel que Cáritas del Cuerno de África juega en esta región, donde cuenta con un amplio programa de respuesta a las emergencias, trabajando en la atención a las personas damnificadas.

En es sentido, María Eugenia Fernández ha recordado “la necesidad que tenemos los países más desarrollados económicamente de contribuir a erradicar el hambre que genera muerte cotidiana en las poblaciones más vulnerables del planeta, ya  que en un mundo globalizado no podemos mirar a otro lado cuando hay miles de personas que sufren de hambruna”.

El carácter de urgencia de esta subvención viene dado por el artículo 25.2 de las Bases de Ejecución Presupuestaria, ya que se trata de una situación excepcional, de calamidad, catástrofe pública, emergencia y hambruna provocada por cambios en la climatología en la zona  del Sahel.

En el Cuerno de África, el número de personas que necesita ayuda urgente sigue aumentando y suma ya 18,5 millones de personas en nueve países, entre los cuales menores, personas ancianas y mujeres son los más vulnerables. Además, las tan esperadas lluvias de octubre y noviembre se pueden convertir en una nueva amenaza. De hecho, en algunas regiones de Kenia, éstas han llegado en forma de inundaciones, con el consiguiente aumento del riesgo de epidemias.

A esta situación crítica originada por la sequía, el estallido de la guerra en el norte de Mali ha supuesto un grave problema añadido para la región, que se enfrenta ahora a un importante movimiento de personas refugiadas y desplazadas.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies