El Museo de la Ciudad abrirá de nuevos sus puertas el 19 de febrero

viernes, 25 de enero de 2013 09:22
Categoría: Prensa

Por: prensa

El Ayuntamiento de Chiclana tiene previsto abrir de nuevo al público las puertas del Museo de la Ciudad el día 19 del próximo mes de febrero, una vez que han finalizado completamente las obras de mejora y acondicionamiento del

mismo, según ha afirmado  el delegado municipal de Cultura, José Manuel Lechuga.

Según ha destacado el citado concejal, las obras de reforma y mejora de esta instalación municipal, realizadas a partir de un informe elaborado por los técnicos de la empresa municipal Emsisa, han servido para solucionar las graves deficiencias detectadas en el citado museo y que “podrían haber puesto en peligro la integridad de las colecciones existentes, por lo que ha sido necesario ampliar la duración de estos trabajos”.

Para esta reapertura, el referido edil ha anunciado la celebración de una exposición que recogerá las piezas más representativas, desde el punto de vista histórico y arqueológico, del conjunto de 300 cedidas por el  Museo de Cádiz, procedentes de nueve yacimientos de la ciudad, que se encontraban depositadas en esa institución, y que servirá para “dar a conocer a los chiclaneros una parte muy importante de la historia de la localidad, de la que son un testigo vivo, y que vienen a reforzar el patrimonio expositivo permanente del Museo de la Ciudad”.

De esta manera, los técnicos de la Delegación Municipal de Cultura están realizando una valoración y selección de las referidas piezas, así como la remodelación de los espacios expositivos, “de manera que la historia de Chiclana sea el hilo conductor del museo”, según ha recalcado José Manuel Lechuga.

Para ello, se está ultimando la redistribución del contenido de las distintas salas, dotándolas de un orden cronológico, con la ubicación de nuevas estanterías y vitrinas, al objeto de ampliar el espacio para acoger la exposición al público de estas piezas, que irán ubicadas en la dependencia que actualmente se denomina  sala de Territorio y Medio Ambiente y en la sala de Arqueología.

En esta colección, que llegó a Chiclana a finales del pasado mes de agosto bajo la fórmula de un préstamo temporal de cinco años ampliables, se encuentran útiles prehistóricos recogidos en el yacimiento de la Loma del Puerco en los años 1992 y 1993; ánforas y cerámicas de la época fenicia y romana procedentes del yacimiento subacuático de la Playa de Lavaculos, recuperados entre los años 1992 y 1995; muestras y restos de ánforas obtenidos en 1996 en el Coto de la Isleta, así como las halladas en el yacimiento de El Carrascal-La Esparragosa en 2002 y 2004, consistentes en líticos y restos de malacofauna, o los encontrados en el yacimiento de Las Lagunetas en 2003, de cuatro milenios de antigüedad en cada caso; el conjunto de piezas medievales recogidos entre 1998 y 2009 en el Poblado de la Mesa; cerámicas de los siglos XVII y XVIII recogidos en 2006 en la Plaza Mayor y en 2007 en la calle Santísima Trinidad; y los restos pertenecientes a la época romana recuperados en el yacimiento de la calle Molino en 2008.

Obras de reforma
Las obras realizadas han incluido la limpieza, sellado y pintado de ventanales y mamparas exteriores del edificio, tanto en carpintería metálica como de acristalamientos; reparaciones y sustituciones de paños en mal estado y el sellado de monteras metálicas acristaladas de los distintos patios del edificio; el saneado y pintado de paramentos exteriores, en patios, medianeras y pretiles de cubierta; la limpieza, reparación y pintado de diversos elementos en la  cubierta   del edificio; reparaciones y sellado de juntas de dilatación del edificio en cubierta y fachadas; así como reparaciones en el interior del edificio, como fisuras, grietas, techos de los aseos, falsos techos de escayola de varias salas,   paramentos verticales y horizontales afectados por humedades y filtraciones; la sustitución y reparación de aparatos de iluminación eléctrica y reparaciones en el sistema de climatización.

Además, se han instalados detectores de presencia en las distintas salas y dependencias del museo al objeto de conseguir una óptima utilización de la iluminación de las instalaciones y conseguir un importante ahorro en el consumo eléctrico y, por tanto,  de  costes  económicos.

 

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies