La Comisión Trimestral del Aula de Intervención Socioeducativa valora positivamente su labor durante el curso 2012/13

viernes, 08 de febrero de 2013 09:07
Categoría: Prensa

Por: prensa

La delegada de Educación del Ayuntamiento de Chiclana, María Eugenia Fernández, ha hecho  público en una rueda de prensa el balance emitido por la Comisón Trimestral del comportamiento que está teniendo la ejecución del Aula de Intervención Socioeducativa, una

herramienta, destinada a trabajar con alumnos chiclaneros que han sido expulsados temporalmente de sus centros educativos y que se lleva aplicando desde el inicio del curso 2012/13.

En este sentido, la edil de Educación ha anunciado que “en los últimos cuatro meses, al Aula de Intervención Socioeducativa se han derivado once alumnos de entre trece y diecinueve años, de los cuales un 55% son mujeres y un 45%, hombres, siendo los quince años la franja de edad más representativa”. Todos ellos han sido expulsados por un periodo de entre 5 y 29 días.

Asimismo, según ha desgranado Fernández, los centros educativos que han derivado alumnos al Aula de Intervención Socioeducativa son el IES Pablo Ruiz Picasso, IES La Pedrera Blanca, IES Poeta García Gutiérrez, IES Ciudad de Hércules, Colegio Campano, así como el IES Huerta del Rosario, este último como máximo exponente del proyecto, con tres alumnos.

“Son los propios centros educativos -ha proseguido la edil de Educación- los que nos están trasmitiendo que esta herramienta está resultando exitosa en el comportamiento de los jóvenes participantes, tanto desde el punto de vista académico como social”.

Cabe recordar que el Aula de Intervención Educativa es un proyecto enmarcado en el Programa de Mejora de la Convivencia Educativa, que la Delegación Municipal de Educación desarrolla desde el Plan Local de Acción en Materia Educativa que se desarrolla en el Centro de Iniciativas Juveniles BOX los martes y viernes de 10,00 a 13,00 horas.

Se encuentra dirigido por una trabajadora social, que desde el próximo mes se ampliará a dos, y se fomentan conceptos relacionados con la actitud del citado alumnado expulsado de manera temporal, tales como el favorecimiento del desarrollo personal de la juventud, mejora de la empatía social, prevención de la violencia como método de resolución de conflictos y mejora de las relaciones interpersonales. También se inculcan las actitudes cooperativas, solidarias y de respeto. Por ello, se trata de una labor transversal que abarca el contexto familiar, escolar y social.

Es un recurso que se presenta de forma totalmente voluntaria, tanto para el alumnado como para sus familias. La implicación de éstas resulta importante para poder reforzar en los hogares las habilidades adquiridas por sus hijos. Por ello, se realizan intervenciones y seguimientos personalizados con cada alumno y sus familias, coordinaciones con los centros educativos y también con otros profesionales y recursos.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies