La empresa adjudicataria de las obras del centro de Servicios Sociales actúa en la subsanación de los desperfectos

lunes, 18 de abril de 2016 08:55
Categoría: Prensa

La portavoz del Gobierno y delegada municipal de Vías y Obras, Cándida Verdier, y el delegado municipal de Servicios Sociales, Francisco José Salado, han visitado esta mañana el nuevo centro de Servicios Sociales, ubicado en la zona de La Fuente.

Así, los responsables políticos, que han estado acompañados por técnicos de ambas delegaciones, han comprobado el estado en el que se encuentra este equipamiento, cuyo presupuesto de ejecución superó los 857.000 euros y cuyas obras finalizaron en abril de 2015, es decir, un mes antes de las elecciones municipales.

Durante su visita, los delegados de Obras y Servicios Sociales han explicado los numerosos desperfectos que presenta el nuevo centro de Servicios Sociales, que hasta ahora han impedido que se pudiera obtener la autorización de funcionamiento de la Junta de Andalucía, necesaria para su puesta en funcionamiento. En este sentido, hay que destacar que, entre las deficiencias aparecidas tras la recepción de las obras por el anterior Gobierno municipal, se encuentran las relacionadas con la calidad del material, sobre todo, en determinadas puertas, desperfectos en los paneles de madera de las paredes o en suelos y azulejos.

Hay que recordar que el actual Gobierno municipal instaló a finales del pasado año el mobiliario necesario para el normal funcionamiento del edificio, cuya inversión fue de unos 80.000 euros. Asimismo, ha llevado a cabo las gestiones necesarias para la obtención del suministro eléctrico definitivo, puesto que, tras el cambio de Gobierno, el centro disponía de luz de obra, al igual que sucedía con el agua. “Cuando llegamos al Gobierno, cogimos una obra recién terminada, aunque sin luz y agua definitivos ni mobiliario. Por si fuera poco, desde el principio detectamos estos desperfectos, que hacían imposible la apertura del centro”, ha indicado la delegada municipal de Vías y Obras, Cándida Verdier.

Ante esta situación, desde el Servicio Técnico Municipal se emitió un informe sobre el estado del edificio y se requirió a la empresa Heliopol, encargada de su ejecución, que hiciera frente a la reparación de los desperfectos. “En el ánimo de no dilatar el proceso, nos pusimos en contacto con Heliopol para abordar este asunto y llegamos a la conclusión de que la empresa adjudicataria de la obra realizara parte de las obras necesarias y el Ayuntamiento el resto, aunque de forma subsidiaria, es decir, con cargo a la empresa”, ha explicado Verdier, quien ha añadido que “actualmente se están reparando los desperfectos”. “Todo ello para no vernos en la obligación de iniciar un procedimiento judicial, lo que se dilataría en el tiempo. De momento, la empresa está respondiendo, lo que no significa que nos quedemos conformes con lo que se haga”, ha aclarado.

De esta forma, una vez arregladas las deficiencias detectadas e inspeccionado el edificio por parte de la Junta de Andalucía, tan solo restaría que la administración autonómica entregue al Ayuntamiento la autorización de funcionamiento necesaria para su apertura. “No nos parece de recibo que el PP reclame la apertura de un centro que ellos saben perfectamente cómo estaba, ya que su ejecución se realizó al cien por cien durante su Gobierno, pero no se preocuparon por si estaba bien. Nos recuerda a lo sucedido con el centro de salud de Los Gallos, cuyas obras se realizaron al 90 por ciento durante el Gobierno del señor Marín”, ha expresado.

Por su parte, el delegado municipal de Servicios Sociales, Francisco José Salado, ha hecho hincapié en que “una imagen vale más que mil palabras”. “Queremos que el centro se abra con total garantía para los usuarios y de momento no es posible. Por tanto, en cuanto esté listo nos trasladaremos”, ha incidido el responsable del área, quien ha añadido que “estamos hartos de que el PP insiste en este asunto, cuando se puede comprobar perfectamente cómo lo dejaron”. “Estamos enmendando los errores del PP en estos cuatro años de desgobierno, cuyo ejemplo más palpable es este centro de Servicios Sociales”, ha recalcado.

“Mientras no se resuelvan los problemas aparecidos en el centro, seguiremos prestando nuestros servicios a todos los usuarios en la sede de la calle Fraile, en la que por cierto, no hay ni cucarachas ni ratas, algo que han llegado a afirmar desde el PP”, ha explicado Salado, quien ha añadido que “confiamos en venir lo antes posible, pero estamos aún a la espera de que se subsanen las deficiencias y podamos tener la autorización de funcionamiento, tras la visita que hemos tenido del inspector de la Junta, que nos requirió una serie de actuaciones relacionadas con la documentación”.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies