La Asociación Pilar La Mónica inaugura su espacio de compás, música y actividades en la calle Hormaza 17

La Asociación PILAR LA MÓNICA inaugura su espacio de compás, música y actividades socioculturales en una zona histórica del centro de Chiclana. Se trata del edificio de la calle Hormaza 17, junto al ahora solar que en su día albergó la casa de 'Pepe Botella', y que aún conserva el blasón en su casapuerta. La Asociación abre oficialmente sus puertas para realizar actividades musicales y de compás de la mano de diversos artistas, dirigidos por la artista chiclanera Pilar La Mónica, a quien la asociación debe su nombre.

La Asociación viene realizando actividades desde Febrero de 2010, centrándose en la transmisión de valores y sentimientos que infunde la música, y más en concreto el flamenco. Así su Taller de Compás tiene como finalidad "fomentar la expresión artística, el bienestar y la autoestima de las personas que vienen a los cursos, en una gran mayoría, mujeres", según explican desde la Asociación, que ya cuenta con una treintena de socias "y muchos amigos".

Fundada por la artista chiclanera Pilar Navarro "La Mónica", con cinco discos y una larga trayectoria en su haber, y por las mujeres de su taller de compás, la asociación quiere inspirarse en el principio universal de la música: "el diálogo, el respeto, la alegría, la diversidad, la interculturalidad, la autoestima, los valores y todo ello desde una visión de género", explican sus participantes. Además del compás, las actividades de la asociación consisten en talleres de baile, voz, percusión, yoga, cineforum todos los jueves, y los primeros sábados de mes un mercadillo solidario. Tienen también en marcha el proyecto para el Banco del Tiempo de Chiclana, un banco donde la moneda no es el dinero, sino el tiempo y el intercambio entre las personas asociadas.

Según dice Pilar la Mónica "en los talleres, trabajamos sin prisa, poniendo máxima atención en sentir el compás, para poder entenderlo y participar cada cual con su propio toque y baile como siempre se ha hecho el flamenco". En las clases se trabaja para reconocer el poder del cuerpo y su capacidad expresiva, del compás y la percusión con las manos y con pies sobre el tablao, "y recuperar con todo ello nuestros poderes personales a través del valor que aporta la música y el baile al desarrollo personal como mujeres y como personas". "La asociación es una muestra del talento, la creatividad y la pasión que queremos infundir a todo lo que hacemos las mujeres en esta localidad, con la colaboración de nuestros muchos compañeros. Chiclana cuida ya y debe cuidar mucho más a sus artistas, y en especial a las mujeres" ha dicho Pilar.

La asociación plantea su trabajo creando canales de colaboración con otras asociaciones de mujeres locales y provinciales que carecen de actividades relacionadas con la utilización de la música como instrumento transmisor de valores por lo que proponen el intercambio de experiencias y actividades con las mismas.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies