La delegación de Mujer organiza una terapia de duelo para ayudar a padres que han sufrido la pérdida de un hijo

Una docena de matrimonios se reúne dos veces al mes y recibe asesoramiento sicológico

La Delegación Municipal de la Mujer está llevando a cabo una terapia de duelo destinada a padres y madres de la localidad que han sufrido la pérdida de un hijo. El objetivo de esta terapia es atender a estas personas, escuchar sus circunstancias y tratar de aliviar el dolor provocado por esta tragedia familiar. En concreto, una docena de matrimonios de la ciudad participa en esta iniciativa, que se desarrolla bajo la dirección del psicólogo municipal Juan Molina.

La terapia de duelo se puso en marcha en la localidad, después de que un grupo de padres y madres solicitaran ayuda psicológica personalizada en la Delegación Municipal de Mujer. Debido al interés de estos familiares en llevar a cabo reuniones en grupos, técnicos municipales del área se pusieron en contacto con la asociación Alma y Vida, fundada en el año 2004 en Sevilla y que cuenta con más de un centenar de socios en el territorio andaluz y otros puntos como Puertollano. Este colectivo cedió el material necesario al sicólogo Juan Molina, encargado de desarrollar el proyecto. “Con esta sesiones, el daño se hace más soportable, aunque sabemos que no vamos a quitar el dolor a estos padres por la pérdida de un hijo”, ha comentado Molina en la rueda de prensa ofrecida esta mañana, junto a la delegada de Familia, Juani Capurro. En concreto, la terapia en la localidad se divide en dos sesiones mensuales; una primera dirigida por el psicólogo y una segunda en la que solo asisten los padres y madres. Para poder asistir a estas charlas, las personas interesadas deben solicitar cita en la sede de la Delegación de la Mujer o bien a través de los teléfonos 956404353 o 661308866.

El presidente de la asociación Alma y Vida, Manuel Reyes, ha aclarado que “la experiencia ha servido para que el duelo se haga más corto y los padres se sientan entendidos por otras personas que han pasado por una situación similar”. “El objetivo es llegar a todos los puntos de la región, para poder hacer grupos de padres que se ayuden unos a otros”, ha reiterado.

Por su parte, Concepción Canales e Isabel Cabeza de Vaca, madres que forman parte de esta iniciativa en la localidad, han animado a los padres que han sufrido la pérdida de un hijo a acudir a las sesiones de terapia. “Personalmente, he conocido a personas fantásticas que me han ayudado en esta situación tan difícil, por lo que nos sentimos como en una familia. Por ello, animo a los padres a acudir a estas sesiones para salir adelante”, ha comentado Concepción Canales.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies