IU dará su voto positivo a las ordenanzas de regularización

La portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Chiclana, Nadine Fernández, dará su voto favorable a la aprobación inicial de las ordenanzas municipales para la regularización de viviendas en el Pleno Extraordinario que se celebrará mañana viernes.

Así lo ha anunciado hoy la propia concejala de IU que, tras analizar la situación con la Comisión Gestora que dirige actualmente este agrupación en la localidad, ha explicado que a la coalición de izquierdas no le cabe ninguna duda de que las ordenanzas reguladoras deben salir adelante, si no por unanimidad, que sería lo oportuno teniendo en cuenta que es una de la decisiones más importantes para el futuro de la ciudad que se han tomando en el salón de Plenos en los últimos años, sí por una amplia mayoría.
No obstante, desde IU han querido dejar clara su postura y los motivos de su aprobación:
"En primer lugar, queremos que quede claro que nuestro sí a las ordenanzas no es un sí a la gestión urbanística realizada por el Partido Socialista durante sus años de gobierno en la ciudad. El PSOE debe reconocer que el desaguisado urbanístico que sufre Chiclana es, en gran medida, fruto de su mala gestión y su permisividad durante tantos años en los que la construcción ha sustentado la economía chiclanera. No obstante, la existencia de más de 15.000 viviendas ilegales y todos los problemas que conlleva es de tal importancia y gravedad como para que no dejemos pasar la oportunidad de dar arreglo a un problema que, de otro modo, tendría un futuro desolador".
"Por otra parte, estamos totalmente en contra de que un poblema de tal calibre sea utilizado demagógicamente por intereses partidistas, ya que una negativa a las ordenanzas reguladoras no hace daño al Partido Socialista sino a toda la ciudad de Chiclana. La construcción de viviendas fuera de ordenación no supone sólo un problema burocrático de ilegalidad o legalidad urbanística; supone un grave problema de salubridad para miles de ciudadanos que no cuentan con agua corriente y están surtiéndose de pozos construidos a corta distancia de pozas sépticas que, en numerosas ocasiones, no están construidas correctamente provocando una grave contaminación en nuestras tierras. Asimismo, la falta de unas ordenanzas que regulen la construcción en áreas de gestión básica también impide que un buen número de ciudadanos puedan solicitar licencias de apertura para nuevos negocios que contribuyan a que la ciudad siga desarrollándose, dotando de servicios necesarios a zonas con un gran número de población.
Teniendo en cuenta la confusión a la que se ha pretendido llevar a los afectados, y a la ciudadanía en general, por parte de ciertos representantes políticos y líderes demagógicos, creemos necesario aclarar, desde el conocimiento exahustivo que tenemos de estos documentos y del proceso de negociación que se ha llevado a cabo, que estas ordenanzas reguladoras, en su base, son las mismas que inicialmente pretendió aprobar el gobierno popular de Ernesto Marín y su anterior delegado de Urbanismo. No obstante, la diferencia está en que, en aquellos momentos, el documento sólo posibilitaba la regularización en dos pagos y, a diferencia de lo que se ha venido realizando en los últimos meses, pretendían aprobarse en el Pleno municipal de forma unilateral sin haber negociado una sola coma con plataformas ni asociaciones de afectados.
Actualmente, gracias al arduo trabajo que han realizado durante el último año todos los técnicos de Urbanismo y las aportaciones que ha realizado la plataforma de afectados, se ha conseguido dividir los pagos en diferentes fases, de forma que con un sólo pago inicial que no será superior a 4.000 euros en ningún caso y un canon mensual en la factura del agua, los afectados que se adhieran al proceso pondrán ir teniendo acceso a los servicios básicos de luz, agua y saneamiento. Creemos que ésto supondrá un gran avance para la calidad de vida de miles de chiclaneros que en ningún caso puede ser rechazado por un partido como Izquierda Unida.
Finalmente, solicitamos a los grupos de la oposición que se sumen a este proceso y que dejen de utilizar discursos populistas como la exigencia del pago por parte de la Junta de Andalucía del cincuenta por ciento de los gastos de regularización. Primeramente, consideramos que un político honesto no debería faltar nunca a la verdad y está más que demostrado que las ordenanzas que pretendía aprobar el Partido Popular no recogían en ningún caso que la Junta de Andalucía se hiciera cargo de la mitad de los costos. Por otra parte, como un partido que realmente sí persigue y confía en el socialismo como sistema de gobierno, consideramos que la administración pública debe ser la que asuma los servicios básicos de los ciudadanos pero, en ningún caso podemos olvidar que cuando se pide que la Junta pague no se está pidiendo que pague los platos rotos el PSOE, se está pidiendo que paguen todos los andaluces, con sus impuestos, un problema puntual de esta ciudad que también es responsabilidad, en última instancia, de todos aquellos ciudadanos que han optado por construir o adquirir una vivienda fuera de la ordenación urbanística vigente.
En cualquier caso, abogamos y continuaremos exigiendo en nuestra labor como socios de gobierno municipal, que sea la Junta de Andalucía quien sufrague los sistemas generales, unas instalaciones que sí competen directamente a la administración pública, pero no los sistemas locales, que deben ser abonados por los propios interesados. Lo que sí es responsabilidad del Ayuntamiento, en este caso, es facilitar los pagos para que la regularización de una vivienda no suponga un gasto inasumible y traumático para cada familia, pero sinceramente consideramos que se han hecho serios esfuerzos por parte del equipo técnico para que los pagos sean asequibles.
En estos momentos, sólo nos queda asumir la responsabilidad que como representantes de los ciudadanos tenemos y luchar porque la problemática de Chiclana vaya teniendo una solución viable y esta ciudad sea una ciudad sostenible, ya no sólo desde el punto de vista urbanístico, sino medioamiental.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies