El Grupo Municipal de Izquierda Unida critica el cambio de chaqueta de Nadine Fernandez respecto a la regularización

Le acusa igualmente de intentar usurpar funciones que no le corresponden y de pervertir el propio programa electoral de Izquierda Unida renunciando al mismo y dando la espalda a las reivindicaciones de los propios votantes de la organización de izquierdas. 

 

Consideran que su defensa del PSOE la convierte en el concejal número 12 de los socialistas y que esto es a cambio de 53.000 euros de sueldo al año.
En el seno del Grupo Municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Chiclana ha suscitado una desagradable sorpresa el ver como se siguen intentando usurpar funciones por parte de Nadine Fernández que se autoproclama como “portavoz municipal de Izquierda Unida” cuando ni siquiera ha constado nunca como militante legal de la organización. Su único compromiso es con los 53.000 euros al año de sueldo.
Tampoco comprenden como “se da la espalda al propio programa electoral de Izquierda Unida que fue, junto al trabajo de los demás compañeros de Chiclana, los que posibilitaron su acta de concejal que luego utilizó para traicionar a los votantes de Izquierda Unida en Chiclana. Y en se le da la espalda también a los propios afectados que no van a entender como se pasa de criticar ferozmente el urbanismo del PSOE y en pedir que la Junta devuelva el 50% del coste de la Regularización, a estar a los ordenes de José María Román. Eso pasa cuando no se tienen más principios que los de los 3000 euros netos al mes. Ella no tiene capacidad moral para criticar al PSOE puesto que es una apesebrada más de los socialistas. En 2007 Izquierda Unida se presentó a las elecciones con varios compromisos irrenunciables. El primero es que con sus votos Román no sería alcalde y el segundo que exigiría a la Junta que devolviera el 50% del coste de la regularización de todo el dinero que recaudó mirando hacía otro lado y permitiendo lo que antes la señora Fernández criticaba y ahora aplaude.
Por todo ello, los concejales Butrón y Blanco van a continuar cumpliendo con sus compromisos electorales “si hay gente que se cambia de opinión en un asunto tan importante como este por mantener sus 53.000 euros anuales de sueldo, será su problema. Nosotros seguimos diciendo lo mismo que hace varios años y en coherencia es lo que hay que hacer. Izquierda Unida, sus verdaderos militantes, van a seguir cumpliendo con sus promesas electorales aunque en esta época parece que eso está devaluado entre los políticos. Somos políticos atípicos y lo sabemos, pero somos capaces a renunciar a comodidades personales y réditos económicos por defender en lo que creemos. Nosotros vamos a votar en contra, puesto que la principal exigencia de los vecinos que es que la Junta pague el 50% que previamente recaudó mirando hacía otro lado, que es nuestro compromiso con los chiclaneros. Nadine Fernández no tiene problemas en cambiar de opinión y se ha convertido en el concejal número 12 del PSOE de Román” han concluido.

 

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies