Izquierda Unida critica las trabas puestas a los sindicatos para celebrar una Asamblea de Trabajadores del Ayuntamiento

Consideran que Román sigue dando su verdadera cara en cuanto a su falta de comportamiento democrático. 

 

Critican a Nadine Fernández y Angeles Polanco por ser cómplices de actuaciones en contra de la libertad sindical, cuando debían estar del lado de los trabajadores. Muestran su apoyo a los trabajadores del ayuntamiento y esperan que el gobierno municipal al menos se siente a dialogar sobre el convenio colectivo que lleva más de un año de retraso.
La negativa del equipo de gobierno socialista encabezado por José María Román a ceder las instalaciones del Teatro Moderno esta mañana para la celebración de una asamblea de trabajadores municipales ha sido calificada desde el Grupo Municipal de Izquierda Unida como “la verdadera cara de Román ante todo aquel que no es manso con su ordeno y mando”.
Para José Pedro Butrón, Portavoz municipal de Izquierda Unida, “Román siempre tiene actitudes de este tipo con todos aquellos que no hincamos la rodilla ante él. Vale que no deje hablar a Butrón en los plenos, como en los dos últimos cuando levantó la sesión cuando tenía pedida la palabra, en una actitud chulesca propia de un dictador. Pero está ahora mostrando de nuevo la cara que todos conocemos con los representantes de los trabajadores”.
No entienden desde el Grupo Municipal de Izquierda Unida “como se ven los trabajadores forzados a improvisar una Asamblea en la calle, justo en la puerta del Teatro Moderno y el gobierno “de izquierdas” de Chiclana tiene el recinto vacío y sin utilizar en ese momento y se niega a cederlo a la representación de los trabajadores. Esto no está bien y es indicativo de cómo trata Román y sus socias de gobierno a los trabajadores”.
Sobre las dos socias de gobierno de Román, Butrón ha sido claro “de Nadine Fernández lo esperábamos, ya que no comparte la defensa de los trabajadores públicos, pero Polanco podría haber hecho para evitar esta cacicada de Román y ha consentido que se maltrate a los trabajadores municipales. Tanto hablar de derechos y de izquierda y querían mandar a los trabajadores a reunirse a la Nave de Obras que está en Pelagatos. Eso es poner trabas y dificultades a la libertad de reunión que tienen estos y eso es impropio de esa izquierda que dicen defender”, para concluir preguntandose “¿ Estará de acuerdo la dirección provincial y andaluza de Izquierda Unida con que la delegada de Cultura y responsable del Teatro haya negado este local para que los trabajadores municipales celebren una asamblea para hablar del convenio colectivo?”.

 

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies