Izquierda Unida le exije a Verdier que se aclare respecto a si es obligatoria la regularización o no

En el Pleno de ayer le preguntaron hasta tres veces sobre la cuestión y la Delegada de Urbanismo sólo echó balones fuera y no quiso contestar la pregunta de Butrón. 

 

Esta ha realizado declaraciones contradictorias sobre este asunto en los últimos días en diferentes medios de comunicación. Piensan desde la coalición de izquierdas a nivel local que se intenta engañar y asustar a los vecinos afectados por la regularización de viviendas.
Desde el Grupo Municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Chiclana se ha exijido en el día de hoy a la delegada municipal de urbanismo, Cándida Verdier, que “conteste públicamente lo que ayer no quiso responder en el Pleno municipal cuando le preguntamos hasta en tres ocasiones, si era o no obligatorio para los vecinos del extrarradio tenían que acogerse forzosamente al proceso de regularización” ha señalado José Pedro Butrón, Portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento chiclanero.
En el pleno ordinario correspondiente al mes de marzo celebrado en la tarde del jueves el portavoz de Izquierda Unida le preguntó durante el mismo hasta en tres ocasiones por dicho asunto. La actitud de Verdier fue la de “echar balones fuera. Para variar. No quiere nunca dar respuestas y los vecinos afectados por la regularización tienen esa inquietud y esa preocupación ante esa cuestión, ya que en las últimas semanas se ha dicho de todo por parte del gobierno municipal” ha comentado al respecto Butrón, para quien “no se puede decir ayer en telecinco una cosa y una semana antes en Diario de Cádiz otra diferente diciendo que se actuaría de oficio con aquellos que no quisieran entrar voluntariamente en el proceso, es decir: es obligatorio entonces. Ahora le echará las culpas a los periodistas. Pero el caso es que no se aclara y los afectados están cada vez más confusos y preocupados. Ayer le pregunté una cosa muy sencilla: si es obligatorio para todos entrar en la regularización o no, según las Ordenanzas aprobadas sin consenso por su gobierno”.
Para la coalición de izquierdas a nivel local “es realmente preocupante que se intente forzar a los vecinos a asumir cosas que no tienen claras. Este oscurantismo no beneficia a un proceso de negociación ni de solución al problema y más bien parece que se esté tomando el pelo a la gente que, dependiendo del medio para que se hable se dice una cosa diferente. Ayer Verdier y el alcalde, José María Román, perdieron una buena oportunidad para demostrar coherencia ante este tema puesto que son miles los vecinos que querían oír esa respuesta de sus bocas. No contestar a algo que preocupa a tanta gente es menospreciar a los ciudadanos” ha concluido Butrón.

 

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies