El Grupo Socialista presenta una enmienda a la propuesta a Pleno sobre la ordenanza fiscal para solicitar la congelación del IBI

El Grupo Municipal Socialista ha presentado por Registro de Entrada del Ayuntamiento una enmienda de adición a la propuesta que se llevará al Pleno del próximo martes 27 relativa a la ordenanza fiscal número 12, reguladora de los precios públicos por prestación de servicios y usos de las instalaciones polideportivas y de la ordenanza general de gestión, recaudación e inspección.

En este sentido, la concejala socialista Cándida Verdier ha explicado que dicha enmienda incluye la posibilidad de que aquellos ciudadanos que quieran solicitar el fraccionamiento de los impuestos y tasas municipales, entre ellos el IBI, puedan tener domiciliado o no el pago de dichos tributos, "al contrario que la propuesta del Gobierno, en la que solo sería posible si dicho pago se hacía a través de domiciliación bancaria. Así, existiría la libertad de que el contribuyente decidiera si domiciliar el pago o no".

Por otro lado, la enmienda presentada por el Grupo Socialista "también incluye lo que no admitió Marín en el Pleno del IBI, es decir, la congelación de este impuesto". De esta forma, según ha explicado Verdier, "se pide la reducción de la presión fiscal sobre los contribuyentes, de tal manera que el 5 por ciento previsto de subida no se lleve a cabo". "De este modo, los vecinos pagarán menos de lo previsto con esta subida, de tal forma que abone lo mismo que en el presente año", ha aclarado.

"Asimismo, queremos llevar a cabo una bonificación en un 80 por ciento de la cuota a aquellas personas que teniendo una parcela calificada como urbana, una vez anulado el Plan General, ésta pase a no urbanizable", ha añadido la edil socialista, quien ha manifestado que, "de esta forma, los vecinos paguen el recibo de contribución como campo y no como suelo residencial, haciendo más acorde la realidad y evitar los posibles recursos que se planteen a partir del 1 de enero".

"Esta enmienda es exactamente la misma que llevamos al Pleno del IBI y que el señor Marín nos impidió el debate", ha recordado Verdier, quien ha lamentado la "actitud arbitraria del alcalde con las enmiendas presentadas por los distintos partidos políticos de la oposición, puesto que admite unas y rechaza otras, a pesar de contar con el mismo informe de Secretaría".

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies