La Ruta de la Tapa, del 15 de julio al 30 de agosto

El próximo año se pondrá en marcha la Ruta de los caracoles. La sexta edición de la Ruta de la Tapa se desarrollará este año  del 15 de julio al 30 de agosto, según acordaron la junta directiva de la asociación de hostelería y la delegada de Turismo, Ángeles Polanco, en una reunión mantenida recientemente.

Ambas partes consideraron conveniente ampliar el plazo del año anterior, además de fijar el próximo día 30 de junio como fecha tope para que los establecimientos que quieran participar se inscriban en la iniciativa. En esta edición la Delegación de Turismo dará una mayor difusión a esta iniciativa con, entre otras actuaciones, la difusión de una muy atractiva publicación, que incluye fotografías de las tapas que ofrecerá cada bar o restaurante, además de planos con la ubicación de los establecimientos, etcétera.

También se incluirán, a petición de los hosteleros, diversas rutas, para que quienes decidan seguir la iniciativa puedan hacerlo por fases, eligiendo diversas opciones, según la cercanía de los establecimientos.

En el encuentro entre hosteleros y la delegada de Turismo también se acordó que la asociación trabajaría para otorgar varios premios a algunas de las personas que hagan la ruta y que contribuyan con sus votos a elegir la mejor tapa de 2009.

El objetivo de ambas partes para esta edición es alcanzar al menos el mismo número de establecimientos participantes que el año pasado -18-, además de aumentar la cifra de visitantes que siguen esta ruta gastronómica, una idea que persigue, entre otros objetivos, acercar al turista al centro o atraerlo no sólo por los recursos naturales del municipio, sino también por otros aspectos, como su gastronomía.

Además, hosteleros y Polanco acordaron que el próximo año se pondría en marcha la Ruta de los caracoles, con el objetivo de promocionar esta tradicional muestra gastronómica de la localidad, de una enorme calidad, y en la que participan numerosos establecimientos de la población. Se pretende, con esta actividad, promoverla entre chiclaneros y turistas, además de realzar su valor tradicional y culinario.

Otras de las opciones que también se planteó en la reunión y que será analizada en próximos encuentros es la creación de otra ruta de la tapa en invierno, con el objetivo de atender la demanda de otro tipo de platos, destacando especialmente aquellos autóctonos, que gozan de una gran tradición en la localidad y cuyas recetas han pasado de madres a hijos a lo largo de las décadas.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies